AMDPress.- La empresa catalana Grup Bon Preu se ha hecho con el último Champion, situado en Lleida, que debía vender por imperativo gubernamental el grupo Carrefour tras la fusión de Pryca y Continente.

Previamente, el grupo francés había vendido otros dos antiguos Champion ubicados en Badajoz y Palencia al Grupo Eroski, que reabrió en ellos dos supermercados Consum, de 1.400 metros cuadrados de sala de ventas (el de Palencia) y unos 2.000 metros cuadrados de superficie comercial (el de Badajoz).