AMDPress.- El grupo de distribución holandés Laurus, matriz de la cadena de supermercados Grupo El Arbol, ha hecho público los resultados de su filial española, que ha obtenido unas pérdidas de 37 millones de euros (6.156 millones de pesetas) en el primer semestre de este año, así como una caída de ventas de 4,3%, que se han situado en ese periodo en 442 millones de euros (73.542,6 millones de pesetas).

Como se recordará, en el pasado ejercicio el Grupo Unigro, anterior razón social de Grupo El Arbol, obtuvo unas ventas de 961 millones de euros (159.897 millones de pesetas). Las pérdidas, en cualquier caso, son acumuladas, ya que la compañía se había visto obligada a ampliar su capital en 48,8 millones de euros (8.119 millones de pesetas) el pasado mes de abril, con objeto de compensar las pérdidas del segundo semestre del año pasado y reestructurar la deuda. En el segundo semestre del año, el grupo prevé obtener unas pérdidas de unos 6 millones de euros (1.000 millones de pesetas).

No obstante, fuentes de la compañía española han comentado al respecto que el objetivo de la sociedad es alcanzar a final de año el equilibrio en facturación con respecto al ejercicio anterior. Afirman además que, aunque las ventas hayan bajado en el primer semestre, la tendencia actual es hacia la reactivación como consecuencia de la implantación del nuevo formato de supermercado en las provincias de Palencia, Valladolid, Almería, Murcia y, últimamente, en Salamanca. Estas provincias representan aproximadamente el 35% de la facturación del grupo y han experimentado, como consecuencia de su transformación, un crecimiento estabilizado de ventas de casi un 20%. Grupo El Arbol ha previsto invertir unos 18 millones de euros (3.000 millones de pesetas) en la transformación de la tiendas y la implantación de su nuevo logotipo, que ha creado recientemente.

Pese a lo anterior, fuentes del sector vuelven a especular con la posible venta del grupo español, ya que la matriz holandesa, Laurus, segundo mayor grupo de cadenas de alimentación de Holanda, también ha registrado unas pérdidas netas de 44 millones de euros (7.321 millones de pesetas) durante los seis primeros meses del año, frente a los 37 millones de euros (6.156,3 millones de pesetas) de beneficio en el mismo periodo de 2000. Estas pérdidas, superiores a las previstas, se deben según el grupo a la caída de los ingresos en países en los que realiza el 90% de sus ventas,entre los que se encuentra España.

La cifra de negocio total del grupo ascendió a 3.229 millones de euros hasta junio, lo que representa un ligero aumento del 1,06% respecto al mismo periodo del año anterior.