AMDPress.- El pasado miércoles, 24 de marzo, el Grupo Recio “Perfumerías Avenida” se hacía con la mayoría del accionariado del grupo valenciano Llobel. El acuerdo de compra incorpora al Grupo Recio la gestión de 58 tiendas más, de las cuales 51 son propias y 7 franquicias, además de una plantilla de 191 trabajadores, cuyos puestos de trabajo se mantendrán. Con esta operación, el comprador se implanta también en la zona de todo el levante español, tras su consolidación en Castilla y León y Galicia, y que continuará con futuras expansiones a otras regiones.

La facturación del Grupo Recio “Perfumerías Avenida” durante 2003 fue de 139 millones de euros y, tras el acuerdo con el grupo Llobel, que cuenta con las enseñas “Eria” y “Europrix” y cuya facturación en 2003 fue de 18 millones de euros, pasa a tener una plantilla de 765 trabajadores y a gestionar un total de 211 tiendas, de las cuales 172 son propias, 38 franquicias y un cash.

Tras la rubrica del acuerdo de adquisición, el primer paso del proceso será la reconversión de los 58 establecimientos levantinos al concepto de tiendas “Perfumerías Avenida”, que implicará la unificación de los criterios comerciales, imagen, enseñas, criterios logísticos y unificación del sistema informático entre otras cuestiones.

Para dar cobertura logística a su proceso de expansión, el Grupo Recio cuenta con el único almacén automatizado del país dentro del sector de la droguería y perfumería, puesto en funcionamiento recientemente en Salamanca, y con dos plataformas en Palencia y Vigo.

El grupo salmantino inició su andadura empresarial hace más de un siglo y su actividad mayorista en 1942 con la apertura de un pequeño almacén. En 1996 decidió afrontar un fuerte plan de expansión apostando por el sucursalismo, lo cual concretó, ese mismo año, con la adquisición de la firma Palo Rosa. En 1998 compró el grupo gallego Cinco Asociados y en 2002 reforzó su expansión con la adquisición del 50% del Grupo Natalio Fuentes, implantado en Castilla y León, Cantabria y Navarra.