La empresa asturiana Hijos de Luis Rodríguez, con sede en Llanera, obtuvo en 2000 unas ventas de 64,91 millones de euros (10.800 millones de pesetas), con un beneficio antes de amortizaciones de 1,44 millones de euros (240 millones de pesetas).