AMDPress.- IKEA ha inaugurado en el municipio tarraconense de Valls su primer centro de distribución en la Península Ibérica, cuyas operaciones están gestionadas por Maersk Logistics.

El nuevo centro, que tiene 72.000 metros cuadrados de superficie y una capacidad de 120.000 metros cúbicos, ha requerido una inversión de 46 millones de euros y ha supuesto la creación de 200 puestos de trabajo. En una segunda fase, que está prevista para 2006 y que supondrá una inversión adicional de 30 millones de euros y la creación de 50 empleos más, se ampliará la superficie en 50.000 metros cuadrados y se alcanzará una capacidad total de 200.000 metros cúbicos de mercancía.

En la Península Ibérica, IKEA tiene tres tiendas situadas en Alcorcón y San Sebastián de los Reyes (Madrid), y Badalona (Barcelona), con 1.650 trabajadores. El próximo 24 de abril la compañía abrirá una nueva tienda en L’Hospitalet de Llobregat (Barcelona) y posteriormente, a final de año, le tocará el turno a Castilleja de la Cuesta (Sevilla).

Según Andre de Wit, director general de IKEA Ibérica, “la inauguración de este centro es de vital importancia para la expansión de IKEA ya que permitirá suministrar productos a nuestras tiendas del sur de Francia, España y Portugal, abrir nuevas tiendas dentro de nuestro plan de expansión en la zona y reducir costes, lo que, a su vez, significa que podremos continuar con nuestra política de reducción de precios ”.

El nuevo centro de distribución de Valls es el primero que tiene IKEA de estas características en la Península y el tercero en el suroeste de Europa (junto con los de Metz y Lyon, en Francia). Desde ellos se suministrarán productos a las 16 tiendas que posee actualmente la empresa en el suroeste de Europa, y que está previsto que asciendan a 32 en 2007.

Al cierre del último ejercicio, el 31 de agosto de 2002, la compañía contaba a nivel mundial con 175 tiendas en 32 países, con más de 70.000 trabajadores y una facturación de 11.000 millones de euros.