AMDPress.- Inditex está llevando a cabo el plan de entrega gratuita de acciones a sus empleados, aprobado a principios de este año por la junta de accionistas del grupo. Esta operación consiste en recompensar la labor de los empleados de la compañía con el reparto de 3.449.606 acciones entre aquellos que trabajasen en la firma el 31 de diciembre de 2000 y siguieran haciéndolo el 23 de mayo, cuatro meses después de la salida a Bolsa del grupo.

El volumen total del plan es de 60 millones de euros (10.000 millones de pesetas) que se repartirán los 17.812 empleados beneficiados. De ellos, 15.254 recibirán acciones y el resto, trabajadores en países donde la entrega no se puede realizar, dinero en metálico. El 86,5% del total de acciones irá a parar al personal residente en España.