ITM Ibérica, entidad encarga del desarrollo del grupo Intermarché en España, ha inaugurado su establecimiento número 98 en la localidad almeriense de El Ejido. El nuevo centro, que cuenta con una sala de ventas de 1.500 metros cuadrados y un aparcamiento con capacidad para 100 vehículos, ha supuesto una inversión de 1,8 millones de euros (300 millones de pesetas) y la creación de 30 puestos de trabajo. Con su apertura, la organización de compras alcanza los cinco establecimientos en la comunidad de Andalucía.

A nivel nacional, la cadena está situada en las zonas de Cataluña, Centro y Levante. Durante los últimos doce meses ha inaugurado más de 20 puntos de venta, dentro de un plan de expansión que ha previsto alcanzar, a corto plazo, una red superior a los 140 puntos de venta.

En la actualidad, el grupo está construyendo una segunda plataforma logística, situada en Almansa (Albacete), cuya terminación supondrá una inversión de 12 millones de euros (2.000 millones de pesetas) y que servirá de apoyo a la que tiene en estos momentos en Santa Oliva (Tarragona).