AMDPress.- La organización ITM Ibérica (Intermarché) inauguró ayer, 3 de junio, en Almansa (Albacete) su plataforma de distribución en España. El nuevo centro logístico, operativo desde febrero pasado y en la actualidad al 50% de su capacidad, ha supuesto una inversión de unos 18,03 millones de euros y la creación de 210 empleos directos; cuenta con una superficie total construida de 32.403 metros cuadrados. Desde él se suministrará a todos los puntos de venta de la zona Centro-Sur y Levante.

Las nuevas instalaciones disponen de una nave de almacenamiento y preparación de productos secos de cuatro alturas, con una superficie total de 10.500 metros cuadrados; una nave de almacenamiento y preparación de productos frescos de 5.900 metros cuadrados; un espacio destinado a almacén y al acondicionamiento de frutas y verduras de 2.100 metros cuadrados; una nave de almacenamiento y preparación de productos congelados de 1.900 metros cuadrados; un muelle de expedición de mercancías de 3.200 metros cuadrados; una zona de clasificación y reacondicionamiento de contenidos de 4.100 metros cuadrados; un local destinado a la carga de aparatos de mantenimiento eléctrico de 900 metros cuadrados; además de 1.145 metros cuadrados destinados a las oficinas de su sede social y otras superficies para otras tareas.

La plataforma posee una cámara frigorífica negativa que conserva los alimentos entre -30ºC y -25ºC, con un volumen de 16.500 metros cúbicos; cuenta también con cámaras frigoríficas positivas de 7.993 metros cuadrados, de los que 4.788 metros serán almacenes y 3.205 metros cuadrados a gestión de stocks, recepciones y envío de pedidos.

Esta es la segunda plataforma de la organización en España, ya que cuenta con otra de unos 30.000 metros cuadrados en Santa Oliva (Tarragona) desde 1988, y se ha abierto debido al considerable incremento de aperturas realizadas por los adheridos a ITM en los últimos años. En la actualidad, la organización cuenta con 105 establecimientos, que tienen una superficie de venta media cercana a los 1.100 metros cuadrados. El objetivo de la organización es superar los 120 puntos de venta a finales de 2002. En este año sus previsiones de venta son de unos 360,6 millones de euros, frente a los 270,45 millones que consiguió en 2001.