Aral Digital.- “Si basamos la supervivencia de nuestra empresa en el precio, estaremos muertos porque siempre habrá alguien que sea más barato”, ha afirmado José Juan Fornés, director general de Juan Fornés Fornés (Supermercados Masymas) en el marco del Congreso de Aecoc.

Ante la actual situación que está padeciendo el sector de gran consumo, José Juan Fornés ha enumerado cuatro claves para hacerla frente. En primer lugar, “se debe tener contento e implicado, con la filosofía empresarial, al empleado”. Acto seguido, hay que mejorar el servicio y la atención dispensada al cliente, sin olvidar una gestión profesionalizada y tener claro el modelo empresarial, basado en la proximidad, un precio competitivo, la variedad de marcas y un surtido muy cuidado de frescos.

“Todas estas claves se refuerzan con ética, humildad, honestidad y el aporte de valor a la sociedad. Cualquier empresa será sostenible si satisface al cliente y logra rentabilidad”, ha sentenciado el director general de Juan Fornés Fornés, para apostillar que “en un momento como el actual se debe pelear más que nunca”.

Fornés, asimismo, ha reconocido que debido a la actual coyuntura económica, se ha reducido el tamaño de la cesta de la compra en sus supermercados al tiempo que se han incrementado los productos en oferta, ha descendido el valor (especialmente en los productos frescos) y ha incrementado sus ventas la marca propia. “Ha llegado el momento de corregir el rumbo, haciendo más racional nuestra oferta, porque es fundamental que tengamos un cliente más cada día”, ha apostillado.

Tras realizar un repaso a la historia de la compañía, desde que abrió su primer supermercado hace 28 años, Fornés ha concluido que su empresa “se ha abierto un hueco entre gigantes, gracias a un modelo de gestión basado en la diferenciación”. Sin embargo, también ha recalcado que, aunque ahora poseen 99 puntos de venta, “nunca se ha perdido el carácter de empresa familiar”.