AMDPress.- La cadena alemana Karstadtquelle tiene previsto vender activos inmobiliarios y excluir de sus cuentas la división de banca hipotecaria para reducir su deuda en 1.000 millones de euros.

Karstadtquelle pretende cerrar este año con una deuda de 3.300 millones y reducirla a 2.800 millones de euros en el próximo ejercicio, según ha declarado Thomas Middelhoff (consejero delegado del grupo) para reflotar la compañía.

Las ventas de la cadena de grandes almacenes se han reducido un 16% desde 2001 por la caída del consumo interno y el pesimismo de los alemanes sobre su situación económica.