AMDPress.- Kmart ha suspendido finalmente pagos. La compañía, que había gastado la mayor parte de los créditos bancarios concedidos, tenía acumuladas unas pérdidas de 344 millones de dólares en los nueve primeros meses de su ejercicio fiscal, con lo que su situación financiera había empeorado notablemente en las últimas semanas debido a la negativa evolución del negocio en la época navideña y a la falta de confianza de sus suministradores, a parte de los cuales había dejado de pagar.

Kmart ha conseguido una financiación, que debe ser autorizada por el administrador judicial, por valor de 2.000 millones de dólares (2.247 millones de euros ó 373.901 millones de pesetas) por parte de Crédit Suisse, JP Morgan, FleetBoston Financial y General Electric.

La compañía, que posee 2.114 establecimientos y unos activos por valor de unos 17.000 millones de dólares, prevé seguir operando mientras renegocia su deuda y diseña un plan de reestructuración para reorganizar sus activos, con el objetivo de levantar la suspensión de pagos en el año 2003. NO obstante, podría cerrar unos 500 establecimientos y suprimir miles de puestos de trabajo de su plantilla, que alcanza los 250.000 trabajadores.