Aral Digital.- La red brasileña de supermercados Pao de Açucar ha comprado la cadena de tiendas de electrodomésticos Ponto Frío por 297,2 millones de euros (unos 412,2 millones de dólares), con lo que vuelve al luchar por el liderazgo en el sector del comercio minorista en el país. Pao de Açucar, controlada por la familia del empresario brasileño Abilio Diniz pero en la que tiene participación el grupo francés Casino, ha asumido el 70,24% del control accionarial de Ponto Frío.

El objetivo de la adquisición, según han explicado fuentes de Pao de Açucar, es aumentar la participación de la red en el segmento de electrodomésticos, en el que ya actúa a través de la cadena Extra.

Pao de Açúcar, con 575 supermercados en Brasil y un 13,3% de participación en el mercado nacional de supermercados, fue durante varios años el líder en ventas minoristas, pero perdió ese lugar ante el crecimiento de la red francesa Carrefour.

El control de Ponto Frío, uno de los líderes nacionales en la venta de electrodomésticos y con 455 tiendas en 10 de los 27 estados de Brasil, había sido puesto en venta a comienzos de este año tras acumular pérdidas durante varios meses. Su control también era disputado por redes como Magazine Luiza y el Grupo Silvio Santos.

Con la compra del Ponto Frío, el Pao de Açúcar se convierte en una red con cerca de 9.375 millones de euros (unos 13.000 millones de dólares) en ventas al año, más de 1.200 tiendas y 79.000 empleados. La red de supermercados Pao de Açúcar, fundada en 1940 y con acciones en la bolsa de Sao Paulo desde 1995, se consolidó nacionalmente en 2003 al fusionarse con la red Sendas. Dos años después se asoció al Grupo Casino.