Aral Digital.- El gigante brasileño de la distribución Pao de Açúcar ha cerrado el primer semestre del año con una facturación de 9.960 millones de euros, lo que supone un incremento del 58,7% respecto al mismo periodo del año anterior (6.280 millones). En términos de tiendas comparables, el incremento ha alcanzado el 8,9%.

Asimismo, el beneficio neto obtenido por la compañía hasta junio ha ascendido a 100,6 millones de euros, es decir, un 3% menos que el experimentado un año atrás (103,7 millones). No obstante, el Ebitda de Pao de Açúcar ha crecido un 50,8% interanual en estos primeros seis meses, pasando de 365 millones de euros en 2011 a 551 millones en el presente ejercicio.

En lo que a superficie comercial se refiere, la entidad americana también ha salido fortalecida en esta primera mitad de año. Así, ha pasado de tener 1.102 establecimientos en junio de 2010 a 1.604 en el mismo mes de 2011 ( 502), y su área de ventas se ha incrementado un 60%, pasando de 1,7 millones de metros cuadrados a 2,8 millones. Su plantilla asciende a 147.177 empleados.

Grupo Pao de Açúcar ha estado muy presente en los medios en las últimas semanas merced al proyecto de fusión pretendido por la multinacional Carrefour Group. Sin embargo, el plan de integración no llegó a buen puerto como consecuencia de la retirada de su apoyo financiero del Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (BNDES) de Brasil ha retirado, como consecuencia de la oposición del grupo Casino, accionista de referencia de Pao de Açúcar.