Aral Digital.- Los clientes de Lidl han conseguido ahorrar seis millones de euros en los últimos tres meses gracias a la campaña 'Stop IVA', que la cadena dirigida por Michael Aranda comenzó el pasado 1 de junio.

Gracias a esta campaña, Lidl congeló los precios de su surtido fijo en todas sus tiendas y se comprometió a mantener estos precios para no repercutir el incremento de los tipos impositivos del IVA, que entraron en vigor el 1 de julio, a sus clientes. Además, la compañía certificó este compromiso ante notario.

Tres meses después, 16 notarios en toda España, uno por cada Comunidad Autónoma (excepto en aquellas Comunidades en las que no se aplica el IVA), han vuelto a acreditar que Lidl no ha incrementado ningún precio de su surtido fijo desde el mes de junio.