Aral Digital.- La compañía canadiense George Weston, empresa matriz de Loblaw -líder del país en el mercado minorista-, ha aumentado su facturación un 2,2%, hasta 5.670 millones de euros en el primer trimestre del año, frente a los 5.512 millones registrados en el mismo periodo del año 2009.

Sin embargo, las ganancias obtenidas por la empresa americana no ha destilado unas cifras tan positivas. Así, su beneficio neto ha sido de 33 millones de euros, mientras que en los primeros tres meses del curso pasado obtuvo 680 millones. Esta espectacular caída tiene su razón de ser en la venta parcial de su negocio estadounidense de 'fresh baking' que realizó la compañía el año pasado y que le reportó unos beneficios de 700 millones de euros.

Galen Weston, presidente de la compañía, se ha mostrado satisfecho con lo que ha denominado “un trimestre de resultados operativos sólidos para Weston Foods y en Loblaw”. El responsable de la sociedad ha indicado que está “satisfecho con el progreso que está experimentando el plan de renovación en el que se encuentra inmerso Loblaw”. Por último, el presidente de la compañía ha manifestado que Weston Foods ha logrado unos “resultados satisfactorios” pese al ligero incremento de ventas, que se ha visto negativamente afectado por la conversión de divisas, la reducción de los precios y por la caída en los volúmenes de venta.