Aral Digital.- El grupo de distribución canandiense Loblaw ha registrado una facturación de 22.505 millones de euros en 2010, que supone un incremento del 0,9% respecto al año anterior, si bien, en términos comparables representa un descenso del 0,6%.

Además, la compañía norteamericana ha aumentado su beneficio neto un 3,8% durante el año 2010, hasta totalizar 494 millones de euros. “2010 ha sido otro año de avances hacia la ejecución de nuestro plan de renovación. El año que viene continuaremos enfocando nuestro trabajo en el desarrollo de este plan en un entorno imprevisible y de intensa competencia”, ha explicado Galen Weston, presidente ejecutivo de la empresa.

Loblaw, que junto a Sobeys y Metro acaparan cerca del 60% del mercado de la distribución alimentaria en Canadá, es una filial del grupo George Weston y opera más de 1.000 tiendas en todo el país americano. Entre sus enseñas se encuentran: Great Canadian Super Store, Provigo, No Frills y Atlantic Superstore. La compañía tiene una plantilla de alrededor de 138.000 trabajadores.