Aral Digital.- La cadena de distribución canadiense Loblaw ha obtenido un beneficio neto de 115,9 millones de euros en el primer trimestre del año, lo que representa un incremento del 22,7% respecto al mismo periodo de 2010 (94,4 millones).

Por su parte, el operador norteamericano ha visto cómo sus ingresos descendían un 0,6% en los tres primeros meses del curso, hasta sumar 4.916 millones de euros, frente a los 4.945 millones del año precedente.

La división retail del grupo canadiense ha reducido sus ventas un 0,5%, pasando de 4.858 millones de euros en 2010 a 4.834 millones en el primer trimestre de este año. En términos comparables, el crecimiento ha retrocedido un 0,1%, mientras que el curso pasado registró un aumento del 0,3%.

La compañía ha apuntado que las ventas de productos de alimentación se han mantenido estables durante este período, y ha atribuido la disminución de los ingresos en su división minorista al área de farmacia, textil y otras ventas de mercancía general. “La empresa continúa avanzando con su plan de renovación, a la par que comienza a enfocar su negocio en nuevas oportunidades de crecimiento”, ha explicado el presidente ejecutivo del grupo, Galen Weston.