La Confederación Española de Comercio (CEC) ha solicitado al Gobierno la suspensión del Real Decreto Ley de liberalización de horarios comerciales, que se aprobó en junio pasado. Además, entre las medidas de protestas que plantea está el apagar las luces de sus tiendas y escaparates el próximo 8 de marzo. Según el presidente de la CEC, Pere Llorens, las protestas no cesarán hasta que no se derogué el citado Decreto.