AMDPress.- La Asociación Nacional de Grandes Empresas de Distribución (ANGED), ha declarado tras la reunión mantenida el 3 de diciembre con el subsecretario de Agricultura, Manuel Lamela, que por su parte, como integrante de cadena alimentaria que es, estarían en principio dispuestos a trasladar el sobrecoste de eliminación de las harinas a los consumidores, mediante un incremento de los precios. No obstante, ANGED aún tiene que debatir esta opción con sus asociados, entre los que se encuentran grandes cadenas de hipermercados como Carrefour y Alcampo.

Sin embargo, la propuesta del Ministerio de Agricultura, que parece estar inspirada en el modelo francés de tasas repercutibles en cascada sobre las empresas de distribución comercial que facturen al año por encima de un determinado importe, ya se ha encontrado con reticencias. Entre estas cabe destacar que aún no se ha precisado si las 5 ó 7 pesetas de incremento serán sobre kilogramo en vivo, canal, con hueso, sin hueso, o para los productos ya elaborados.