AMDPress.-Durante las tres primeras semanas del mes de enero de 2002 en las que se ha realizado el cambio de pesetas a euros el sector de la distribución española mantuvo de forma escrupulosa los precios de los productos puestos a la venta en sus establecimientos, tal como ha demostrado la empresa de consultoría IRI España en un estudio realizado durante este periodo de tiempo en un total de 500 puntos de venta de distintas cadenas y dentro de 100 categorías de productos que suponen el 70% de la oferta.

Según explicó Javier Muñoz-Delgado, consejero director general de IRI España, su compañía, consciente de la inquietud de los consumidores por ver la reacción de las tiendas en materia de precios cuando entrara en circulación el euro, emprendió este estudio cuyo resultado ha demostrado que no sólo se ha respetado el precio vigente en los productos de pesetas a euros sino que en algunos casos el redondeo en la traslación a euros se ha hecho a la baja, cumpliendo de esta forma las recomendaciones que tanto desde la Administración como desde las Asociaciones del sector se venían haciendo, lo que directamente se traduce en una estabilización del nivel de precios en los productos de gran consumo.

Además de este estudio sobre el comportamiento del euro, IRI España presentó la segunda edición del Infoscanbook en el se analiza la evolución de los mercados de gran consumo en el último año. De este análisis se desprende que en 2001 dentro del universo de los 13.000 puntos de venta de alimentación en régimen de libreservicio de más de 100 metros cuadrados y los 3.222 establecimientos de Perfumería-Droguería moderna se vendieron en España aproximadamente 23.816 millones de euros, lo que supone un 6,8% más que en el año 2000.