AMDPress.- A diferencia de lo sucedido en años anteriores, la moderación es la tónica general en la evolución de 35 de los principales sectores de la economía española, según las previsiones de DBK, empresa especializada en análisis de sectores económicos. En 2003, no se apreciarán ni los crecimientos espectaculares que caracterizaron la evolución de algunos sectores a finales de los 90, ni los retrocesos que sufrieron otros durante el pasado ejercicio.

Ninguno de los sectores analizados está previsto que crezca en este año por encima del 15%, y sólo cuatro, parques de ocio, servicios de telecomunicaciones, industria farmacéutica y elaborados cárnicos, lo harán por encima del 10%. Los dos primeros mantienen el buen tono característico de los mercados en desarrollo, aunque ambos han visto como su ritmo de crecimiento se ha reducido considerablemente en los últimos años, mientras los dos segundos han sido capaces, cada uno a su manera, de evitar la madurez gracias a políticas de mejora constante de sus respectivas ofertas de producto.

En el extremo contrario, tampoco es previsible que ninguno de los sectores de la muestra vea disminuir su volumen de negocio en 2003. Las tasas de crecimiento más bajas se registrarán en sectores cuya debilidad en los últimos años tiene su origen, bien en causas estructurales, como en los de leche, vino, industria editorial, calzado o industria textil, bien en la coyuntura por la que atraviesan sus respectivas industrias clientes, caso de los de azulejos y baldosas, máquina herramienta o tableros de madera. A pesar de todo ello, la mayoría de estos sectores han mejorado su situación respecto al ejercicio pasado.

Entre los sectores que están mostrando una mayor recuperación en 2003, destacan los de ordenadores y periféricos, automóvil y vehículo industrial. Mientras que están experimentando una notable desaceleración en su crecimiento algunos que en anteriores ejercicios se han encontrado entre los más dinámicos, como los de auditoría y consultoría (en particular el segmento de consultoría) y operadores logísticos.

Los principales sectores de la distribución, supermercados y autoservicios e hipermercados, registrarán de nuevo en 2003 tasas de crecimiento significativas, impulsados, el primero por el aumento de la facturación media por establecimiento y el segundo por un ligero incremento del ritmo de apertura de nuevos centros previsto tanto para este año como para 2004.