La multinacional alemana Haribo, líder a nivel mundial en ventas y producción de caramelos de gelatina, regaliz y caramelo masticable, ha inaugurado recientemente la tercera línea de producción de su planta de Crevillente (Alicante), culminando así el proyecto de mecanización de este centro alicantino, especializado en la producción de regaliz, geles dulces y grageas de colores. Desde su adquisición en 1998, la fábrica de Crevillente ha supuesto para Haribo España una inversión cercana a los 1.000 millones de pesetas, de los cuales 250 se han destinado a la puesta en marcha de esta tercera línea de producción. Según el director general de la compañía en España, Ferran Juncá, “este tercer túnel, además de la consolidación de la fábrica, nos va a permitir incrementar en un 50% la capacidad de producción, para alcanzar la cifra de 5.000 toneladas de caramelos al año”. Esta tercera línea de producción también ha supuesto la ampliación de la superficie de la fábrica, que ha pasado de los 1.200 metros cuadrados a los 3.000 metros. El Grupo Haribo, con representación en España desde 1985 con delegación comercial propia, obtuvo en 1999 una cifra de negocios de 170.000 millones de pesetas. La filial española aportó a esta cifra global más de 4.000 millones.