Frial, empresa familiar dedicada a la alta charcutería desde hace más de 45 años, ha lanzado al mercado Jamón Baby, un jamón cocido ideal para la alimentación a partir de un año. Se trata de un jamón cocido libre de grasas en un 97%, sin gluten ni fosfatos añadidos, rico en proteínas, con vitamina C y con un porcentaje de sal inferior al 2%, recomendado para la dieta sana tanto de niños como de todas aquellas personas con altas exigencias alimentarias. En el último ejercicio las ventas de Frial han registrado crecimientos récord en su historia, al haber alcanzado una facturación de 1.300 millones de pesetas, lo que supone un incremento del 15% respecto a 1998. El volumen de ventas aumentó en casi un 20%, hasta las 1.971 toneladas de producto comercializadas.