La compañía de software estadounidense JDA ha abierto oficinas en Madrid desde donde controlará su actividad en España y Portugal. La actividad de JDA, cuya entrada en nuestro país va unida a la adquisición de la compañía Intactix, cubre las necesidades de los sectores de distribución y gran consumo, soluciones que abarcan todas las necesidades de la cadena de distribución controlando, por un lado, la planificación y gestión del producto y del espacio en los establecimientos reales y virtuales y, por otro, soluciones que ayudan a la toma de decisiones y a la planificación en los ámbitos comercial, financiero y de distribución. Actualmente, la compañía estadounidense cuenta con 47 clientes en España y Portugal (la mayor parte de ellos del sector de gran consumo) y espera, según Michel Ramis, director general para Europa del Sur, ampliar esta cartera próximamente "con alguna importante compañía española de distribución". Ramis manifestó durante la presentación que con la apertura de la sede en Madrid "vamos a dar un servicio más cercano a nuestros clientes de España y Portugal". Las previsiones de la firma para el año que viene son las de conseguir una facturación en nuestro país de 230 millones de pesetas en 2001 y de 475 millones en 2002. JDA, que mantiene presencia en más de 50 países, facturó 29.300 millones de pesetas en 1999 y tiene previsto alcanzar unas ventas de 35.000 millones al finalizar el presente ejercicio.