AMDPress.- La Generalitat de Cataluña ejecutará el cobro del impuesto sobre grandes superficies al término del tercer trimestre de 2002, una vez concluya el cotejo del padrón de hipermercados que está llevando a cabo el Departamento de Economía.

La liquidación de dicho tributo comenzará con un año de retraso, después de que el Tribunal Constitucional (TC) haya levantado temporalmente la suspensión que pesaba sobre su aplicación. El impuesto fue recurrido por el Gobierno central ante el TC por considerar que suponía un menoscabo de la libre competencia y que recaía sobre actividades ya gravadas.