AMDPress.- El subsecretario de Agricultura, Manuel Lamela, se ha comprometido con las organizaciones agrarias a intentar negociar con la industria cárnica, y convocar para la semana que viene una mesa de trabajo, para buscar soluciones a la financiación de la eliminación de las harinas cárnicas.

Además, ante la inviabilidad que se le presume a la propuesta inicial de Arias Cañete de repercutir el coste de eliminación de las harinas al consumidor a través de la cesta de la compra -con un incremento de unas 5 pesetas/kilo para el porcino y de 7 para el vacuno-, parece ser que se está barajando la posibilidad de imponer un sistema similar al adoptado en Francia, en el que la distribución -concretamente las grandes superficies- afronte el pago de una tasa en función del montante de facturación.