AMDPress.- La justicia holandesa ha abierto una investigación contra la cadena de distribución Royal Ahold por presunta falsificación de documentos y la publicación de datos incorrectos en los libros de cuentas, entre otras en su filial argentina Disco. Las acusaciones se refieren en concreto a los negocios de la holandesa en Brasil, Guatemala, Noruega y Suecia.

Las sospechas sobre Ahold se basan en los documentos referidos a supuestos acuerdos secretos entre Ahold y otros socios, que se habrían llevado a cabo en la consolidación de empresas conjuntas en los países antedichos. El grupo holandés, ha reconocido además que el fiscal de Amsterdam procedió a un registro de sus oficinas centrales de Ahold en Zaandam, cerca de la capital holandesa.

La investigación no se orienta de momento hacia el fraude ocurrido en la filial estadounidense de Ahold, U.S. Foodservice, en donde se inflaron beneficios por valor de 856 millones de dólares. En total el fraude financiero de Ahold asciende a 970 millones de euros.