La Oficina Europea de Lucha Antifraude (OLAF) está llevando a cabo una investigación para descubrir y desmantelar a una red dedicada al tráfico internacional de mantequilla adulterada. Hasta el momento se han descubierto cerca de 70 establecimientos comerciales en Italia, Francia y Bélgica, donde se vendía mantequilla adulterada que ha sido requisada, y procedido al arresto de numerosas personas en Italia y Francia. Las investigaciones han permitido asimismo identificar a las distribuidores de las sustancias que utilizadas para la adulteración del producto, dueños de empresas, autores de falsas facturas para disimular la comercialización de dichas sustancias y determinados funcionarios corruptos que pertenecían a los organismos encargados de efectuar los controles en este sector. Según ha podido saber esta publicación, en estos momentos la OLAF está estudiando distintos planes de acción para ampliar las iniciativas de control a otros Estados miembros de la UE. La investigación se inició en 1999 cuando la OLAF fue informada por la Dirección Nacional Antimafia del procurador de Nápoles del descubrimiento de un grupo mafioso, que incluía a varios de los principales productores de mantequilla de uso industrial de la italia meridional. La mantequilla, uno de los ingredientes más utilizados en la producción alimentaria europea, se beneficia de subvenciones de la UE, que consisten en restituciones a la exportación concedidas cuando el producto es exportado a terceros países, además de otras ayudas comunitarias para la transformación de mantequilla destinada a la fabricación como la pastelería. La producción europea de mantequilla asciende a 1,9 millones de toneladas al año, de las cuales más de 700.000 son subvencionadas.