La campaña de producción del níspero acogido a la Denominación de Origen "Callosa DEn Sarrià" ha finalizado con una merma en la producción del 10% respecto al año anterior, en la que se produjeron 28.536 toneladas. De las previsiones iniciales, que hablaban de un incremento en torno al 8-10% para llegar a las 30.000 toneladas, la cifra real se ha quedado en las 26.500 toneladas, debido principalmente al mayor clareado efectuado por los agricultores para conseguir menos fruta pero de mejor calibre. Los nísperos acogidos a la denominación de origen "Callosa DEn Sarrià" representa el 90% de la producción total en la Comunidad Valenciana y casi el 70% de la producción total española. Un 75% va a parar al mercado exterior, principalmente a Italia, Portugal, Francia, Inglaterra y Holanda. Este año, cerca de dos mil toneladas se destinarán a la industria transformadora, de la que son famosas las conservas naturales.