AMDPress.- La cadena de distribución de alimentos congelados Congelats Reunits, propietaria de la marca La Sirena, prevé registrar una facturación cercana a 130 millones de euros en 2003, lo que representaría un crecimiento del 13% respecto a los 115 millones del pasado ejercicio.

La compañía, participada al 50% por Agrolimen, espera finalizar este año con un total de 130 establecimientos, en los que se incluyen las ocho aperturas previstas para este mes de diciembre. En concreto, la red comercial de La Sirena engloba 114 tiendas en Cataluñas, 11 en Madrid capital, tres en Andorra y uno en Segovia y Alcalá de Henares (Madrid).

Congelats Reunits cerró el pasado ejercicio con un total de 120 tiendas y 29 nuevos establecimientos, dentro de los cuales se encontraban 11 centros de Madrid en fase de pruebas, uno en Andorra y 11 adquiridas a la cadena tarraconense Ana Pons.