Las diez primeras empresas de distribución en España alcanzaron una facturación en 2000 de 14.424,3 millones de euros (2,4 billones de pesetas), que suponen una cuota de mercado del 39% en alimentación, porcentaje que se eleva al 70% si también se incluyen los bienes no alimenticios, con los que las ventas llegan hasta los 26.444,5 millones de euros 4,4 billones .