Las ventas de champagne este año crecerán en España un 25% respecto a los 1,73 millones de botellas consumidas en 1999, según las cifras manejadas por el Centro de Información del Champagne en España. Por el contrario a nivel mundial las previsiones apuntan a que las ventas registren un retroceso del 20%, hasta los 250 millones de botellas, tras el espectacular crecimiento del consumo en el pasado ejercicio debido al denominado “efecto 2000”. España ocupa la novena posición a nivel mundial en cuanto a consumo de este producto, por detrás de países como Estados Unidos, Alemania, Bélgica o el Reino Unido.