Aral Digital.- Las ventas del comercio al por menor han registrado un descenso del 5,6%, en términos constantes, durante 2008, frente a las subidas que experimentaron las ventas minoristas en los últimos cuatro años. Según ha informado el Instituto Nacional de Estadística (INE), la desagregación del índice general deflactado refleja una disminución de las ventas en todas las fórmulas comerciales respecto a 2007, excepto en las grandes cadenas. Los locales con una superficie de menos de 2.500 metros cuadrados, como los supermercados, y con más de 25 tiendas y de 50 asalariados presentan un aumento del 0,6%.

Las pequeñas cadenas (menos de 25 locales y de 50 asalariados) sufren el mayor descenso (-9%), seguidas por las empresas unilocalizadas (-7,4%) y las grandes superficies (aquellos establecimientos con más de 2.500 metros cuadrados, como los hipermercados)(-5,8%).

Por su parte, en diciembre de 2008 las ventas de comercio al por menor descendieron por décimo mes consecutivo, tras registrar una caída del 6,1% en tasa interanual. En marzo empezaron a bajar, lo hicieron en un 8,7%, y siguieron registrando caídas en los meses siguientes, con un techo del -9,8% alcanzado en junio.

En el conjunto del año 2008 las ventas de los productos alimenticios se redujeron un 2,5%, mientras que las de productos no alimenticios disminuyeron un 7,6%. Entre estos últimos, las ventas en el segmento de equipo personal cayeron un 4%, las de equipo del hogar bajaron un 12,8%, y las de otros bienes descendieron un 4,7%.

Por su parte, el empleo en el sector del comercio minorista, tanto asalariado como no asalariado, se mantuvo sin variación en 2008, con un comportamiento diferenciado entre las distintas formas de distribución comercial.

Las grandes cadenas, con un crecimiento anual del empleo del 2,9%, y las grandes superficies, con un 0,7% más de ocupados, lograron compensar las caídas de la ocupación en las pequeñas cadenas (-2,5%) y en las empresas unilocalizadas (-0,1%).