Aral Digital.- El sector Gran Consumo ha registrado en abril un repunte de la demanda del 1,1%, lo que junto al efecto de la inflación ha conducido a un crecimiento del mercado del 3,6% en términos de valor, según datos de la consultora Kantar Worldpanel. Sin embargo, esta reactivación del consumo no es suficiente para compensar el inicio de año, cerrando el primer cuatrimestre de 2011 con un descenso del -0,1% en volumen y del -0,3% en valor, respecto al mismo periodo del curso anterior.

Los productos frescos perecederos, que representan prácticamente la mitad del gasto total en Gran Consumo, siguen siendo los principales responsables de la tendencia global del mercado puesto que retroceden un -2,5% en valor y un -2,6% en volumen. En cuanto a la alimentación envasada, registra una mejora del 0,7% en valor respecto al primer cuatrimestre de 2010, pese a que ésta no se traduce en un crecimiento en volumen, que se sitúa en un -0,6%.

En contraposición, los mercados de droguería y perfumería crecen a ritmos del 3,9% y 3,8% en volumen respectivamente, y si bien los productos para el hogar se mantienen con un 0,3% en términos de valor, una buena campaña de Navidad por parte de productos como las colonias o los perfumes ha supuesto para el mercado de cuidado personal un crecimiento del 5,7% en valor (la mitad de este crecimiento se registró precisamente en el mes de enero).

Según Montse Roma, Marketing Manager de Kantar Worldpanel, “a pesar de encontrarnos técnicamente fuera de la recesión, a tenor de la evolución de nuestro PIB en los últimos trimestres, el factor que más directamente influye en los mercados Gran Consumo es la inflación, y las recientes subidas de precios podrían frenar la tendencia positiva de los últimos meses. La respuesta hoy del consumidor no es sólo una contención de las compras, sino que se sigue decantando por alternativas más económicas como los establecimientos basados en precio o la marca de la distribución”.

De hecho, los formatos de proximidad posicionados en precio siguen ganando terreno a sus competidores. Mercadona mantiene su crecimiento hasta situarse en una cuota del 24% en alimentación, 26,4% en droguería y 14% en perfumería, mientras que el resto de supermercados consigue mantener una cuota del 22%. Por su parte, la marca de la distribución, aunque ralentiza su crecimiento en 2011, concentra un 30,5% del gasto en Gran Consumo (incluyendo perfumería), ganando casi dos puntos de cuota en los mercados de alimentación envasada (32,3% frente al 30,5% en 2010).