Aral Digital.- E. Leclerc ha abierto un hipermercado en Vitoria tras realizar una inversión de 18 millones de euros. El nuevo centro comercial, ubicado en el barrio de Zabalgana, dará servicio a una nueva zona de la ciudad aún en expansión, ocupará una superficie de 21.000 metros cuadrados, con 411 plazas de aparcamiento subterráneo y 1.999 metros cuadrados de sala de ventas.

Este establecimiento, el primero que Leclerc abre en el País Vasco, prevé obterner una facturación de 22 millones de euros en su primer año de actividad comercial. Además del área de ventas del hipermercado, dispondrá de una galería externa con once tiendas y una cafetería. Su horario de apertura será de nueve y media de la mañana a nueve y media de la noche, de lunes a sábado.

Esta apertura en Vitoria ha sido debido a la apuesta personal del consejero delegado de la compañía, Miguel Ángel Buldón, natural de Barakaldo (Vizcaya), que ha apostado por Vitoria para introducir la marca E.Leclerc en el País Vasco. Leclerc explota otro siete establecimientos en España: Madrid, Soria, Miranda de Ebro (Burgos), Trobajo del Camino (León), Carbajosa de La Sagrada (Salamanca), Ciudad Real y Cordovilla (Navarra).

Durante la presentación del centro comercial a los medios de comunicación, Buldón explicó que la filosofía que caracteriza a la marca E.Leclerc es la de impulsar el carácter emprendedor de sus trabajadores apoyándoles en la puesta en marcha de nuevos centros en diferentes localizaciones. De esta forma, indicó que él será quien administre de manera autónoma el primer hipermercado de E-Leclerc en el País Vasco, aunque el local no será de su propiedad.

Así, será un centro autónomo, que gestionará y negociará directamente las compras con una red nacional de 2.000 proveedores, con el objetivo de ahorrar costes para abaratar el producto. El nuevo centro comercial tratará de competir con el resto de grandes superficies de la capital alavesa ofreciendo productos de origen nacional y regional a precios "económicos" y con garantía de calidad.

Respecto a las características del edificio, Buldón subrayó que el centro comercial ha sido construido respetando los principios medioambientales mediante el aislamiento total de fachadas, muros y suelos. Además, cuenta con seis paneles fotovoltaicos en la cubierta, que permiten calentar el agua sanitaria para los aseos y para los laboratorios. En el interior del hipermercado se emplean lámparas de ahorro energético, y en una apuesta por el reciclaje, dispone de recogida automática de basura orgánica.