Aral Digital.- La cadena de discount Lidl ha inaugurado un nuevo centro de distribución en la localidad bávara de Graben (Alemania). La compañía perteneciente a Schwarz Group ha invertido 35 millones de euros en su puesta en marcha y con su inauguración se han creado 147 nuevos puestos de trabajo.

Las instalaciones, construidas en algo más de ocho meses, cuentan con una superficie total de cerca de 100.000 metros cuadrados y ofrecerán sus servicios de almacenamiento, suministro y distribución a las 64 tiendas de Lidl localizadas en esta región alemana. “La puesta en marcha de esta fábrica supone un importante impulso para la economía regional”, aseguran desde la administración local de Baviera.

El centro está equipado con refrigerantes naturales, empleados para mantener toda la gama de productos frescos (carne, lácteos, productos congelados, etc.). Además, la unidad de refrigeración de esta nueva plataforma logística acumula “un consumo energético muy bajo”, según explican fuentes de la compañía alemana.