AMDPress.- Los grupos de distribución con base alimentaria han encontrado un nuevo campo de batalla en Zaragoza. Cuando sólo falta un año para que las compañías de transporte de viajeros trasladen sus instalaciones a la nueva estación Intermodal de la capital del Ebro, algunos grupos de distribución ya han iniciado la puja por los terrenos de las seis estaciones zaragozanas que quedaran “vacías” y que se encuentran en una ubicación muy atractiva para la apertura de nuevos negocios.

Las estaciones mencionadas se encuentran en las avenidas María Agustín, Valencia, General Sueiro, Juan Pablo Bonet, Navarra y Pignatelli. Según las estimaciones realizadas por la Cámara de Comercio de Zaragoza, en un radio de 500 metros alrededor de ellas, viven casi 160.000 personas y hay 2.800 establecimientos comerciales (54 supermercados) con una superficie de venta de 194.000 metros cuadrados.

Empresas como Agreda Automóviles y Autobuses Jiménez ya han confirmado el interés manifestado por algunas enseñas en adquirir los locales que hasta ahora son de su propiedad y que, en la mayoría de los casos, superan los 1.200 metros cuadrados.