AMDPress.- Para que un proyecto de comercio electrónico entre empresas (B2B) sea viable es necesario que la empresa disponga de capacidad financiera, ya que es difícil saber el tiempo que tardará el negocio en ser rentable, además de reunir una masa crítica de empresas con oferta y demanda suficiente, neutralidad por parte de los promotores del portal y aproximación a las necesidades del cliente. Estas son alguna de las conclusiones extraídas de la jornada "Cómo hacer negocios en Internet en tiempos difíciles", organizada la pasada semana por Cinco Días y Bancaja.

Según Pedro Gómez, director de canales alternativos de la entidad bancaria, "los portales de comercio mayorista no deben poner el énfasis en el precio como ventaja para quien participe, sino convencer a las empresas de que van a vender más". Por su parte, el director de comercio electrónico de Pricewaterhouse Coopers, Juan Pérez Vilaplana, aseguró que lo más importante en los negocios online es el cliente, y su captación se logra mediante la estrategia de las cuatro "efes": flujo (atraer visitantes ofreciéndoles lo que esperan encontrar), funcionalidad (sencillez), feedback (retroalimentación) y fidelización.

Un estudio realizado por Xperience Consulting revela que la complejidad del proceso de compra y la falta de información sobre el producto llevan al 50% de los internautas a abandonar la compra antes de finalizarla, lo que estas Navidades impedirá a los comercios electrónicos ingresar 69,72 millones de euros (11.600 millones de pesetas), informa Cinco Días, mientras si se solventaran los problemas de usabilidad podrían ingresar hasta 244,01 millones de euros (40.600 millones de pesetas).