AMDPress.- Los trabajadores de Marks&Spencer advirtieron ayer, 6 de septiembre, que si no se llega a una solución para el proyectado abandono de la empresa en España antes de que acabe este mes, convocarán movilizaciones y otras medidas de presión. La dirección de la compañía se reunió ayer con los representantes sindicales del grupo para explicarles la evolución de las negociaciones, que podrían cerrarse este mismo mes de septiembre. Como se sabe, Marks&Spencer decidió en marzo cerrar sus operaciones en Europa después de tres años de continúas caídas en sus ventas, por lo que su objetivo es abandonar el mercado español antes del próximo 31 de diciembre, aunque "no ha establecido ningún calendario". A partir de 2002, la presencia la presencia del grupo británico en España se limitará a dos tiendas en régimen de franquicia en las Islas Canarias: una en Las Palmas y otra en Santa Cruz de Tenerife.