El Juzgado de Primera Instancia número uno de Cuenca ha declarado nula la operación por la que Corporación Económica Damm se hizo con el control del 66,6% de las acciones de Balneario y Aguas de Solán de Cabras, estimando la demanda interpuesta por la familia Del Pozo Sanz, - propietaria del 33,3% de las acciones restantes- contra las otras dos familias García Salmerón y Sanz Gallego propietarias por no haber respetado su derecho de suscripción preferente. La sentencia considera que en la operación de compra, que la cervecera catalana formalizó a comienzos del mes de septiembre del pasado año por 16.000 millones de pesetas, se transgredieron los estatutos de la empresa. Asimismo el fallo establece un plazo de ocho días para que los hermanos Del Pozo ejerzan su derecho de adquisición. El conflicto judicial entre las tres familias propietarias, que se repartían el capital de la sociedad a partes iguales se remonta a agosto de 1999 cuando los García Salmeron y los Sanz Gallego alcanzan un acuerdo con Damm para venderle su participación. Y es después de un año de litigios, cuando los tribunales levantaron las medidas cautelares que impedían la compra, cuando se formalizó la operación con el grupo cervecero, que ya ha anunciado su intención de recurrir la sentencia ante la Audiencia Provincial de Cuenca.