Las Comunidades Autónomas de Madrid y Cataluña firmaron ayer el convenio de financiación del Plan Integral de Coordinación de Lucha y Control de la Encefalopatía Espongiforme Bovina (EEB), aprobado el pasado viernes por el Consejo de Ministros. Con estas dos nuevas adhesiones ya son nueve las Comunidades que han aceptado el plan de choque aprobado por el Gobierno: Galicia, Canarias, Murcia, La Rioja, Comunidad Valenciana, Cantabria y Navarra firmaron el pasado miércoles. Por el contrario, Andalucía, Aragón, Asturias, Castilla-La Mancha y Extremadura, todas ellas gobernadas por el PSOE, manifestaron su intención de evaluar el programa y presentar alegaciones, aduciendo a lagunas financieras. Asimismo, el consejero de agricultura del País Vasco, Iñaki Gerenabarrena, anunció ayer que su Comunidad no firmará el convenio porque tiene un régimen fiscal y de financiación distinto al del resto del Estado. El programa aprobado por el Consejo de Ministros el pasado viernes para erradicar y prevenir la enfermedad de las “vacas locas”, será cofinanciado por la Administración Central, las Comunidades Autónomas, la Unión Europea y el propio sector.