AMDPress.- A pesar de las dificultades que durante 2002 ha experimentado la economía española, la cadena de distribución Makro Autoservicio Mayorista, filial del grupo alemán Metro y con sede en Madrid, alcanzó en ese ejercicio unas ventas de 1.060 millones de euros, frente a los 1.026,33 millones que obtuvo en 2001. En lo que concierne a los resultados operacionales, éstos han sido en 2002 de 27,1 millones de euros, es decir un 45,5% más que en el ejercicio anterior.

Durante el año 2002, Makro inauguró dos nuevos almacenes, uno en Córdoba y otro en Tarragona, alcanzando con ellos los 25 almacenes, con una superficie conjunta de 212.659 metros cuadrados. También, concluyó la reforma y modernización de los centros de Alicante y Sevilla, que han afectado especialmente a las secciones de perecederos, incorporando los últimos avances en sistemas de mantenimiento de la cadena de frío. Entre los planes de la compañía para 2003 está el continuar con su proceso de expansión, ya que ha previsto abrir otros dos almacenes más, aunque todavía no está concretada su ubicación.

La empresa está presente en España desde septiembre de 1972, fecha en la que abrió su primer almacén en Barajas (Madrid). El 1 de enero de 1998, el grupo Metro, con oficinas centrales en Düsseldorf (Alemania), adquirió todos los establecimientos de SHV Makro N.V. en Europa y Makro España pasó a formar parte del grupo alemán Metro Group, integrándose en su división de cash & carry, que tiene funcionando 384 almacenes de venta al por mayor en 22 países y es el número uno de los autoservicios mayoristas en Europa.