Aral Digital.- El concepto cash&carry de Makro continúa su expansión en Colombia con la apertura de un nuevo almacén en Villavicencio, el cual representa su undécima apertura en el país, y que ha requerido una inversión de más de cuatro millones y medio de euros (sin incluir inventarios). Makro generará 100 empleos directos y 300 indirectos, sin contar los más de 100 empleados que hicieron parte de la etapa de construcción.

Sobre una superficie construida de 7.000 metros cuadrados de los que 4.000 corresponden a sala de ventas, Makro ofrece a sus clientes una gran variedad de secciones. El almacén se distribuye en tres áreas, alimentación, perecederos (cuenta con una zona de refrigeración especializada para garantizar la conservación de la cadena de frío, así como la calidad de los productos) y no alimentación.

La compañía proyecta abrir una tienda más antes de que finalice 2008 en Colombia y otras siete en los próximos cuatro años. La cadena registró, durante el primer semestre del año de 2008 en este país, un crecimiento del 10% en sus ventas.

Por otra parte, y siguiendo en clave sudamericana, Makro también está apostando por Argentina, donde ha desarrollado Gallery, un espacio de compra innovador, diferenciado, dentro de las instalaciones del mayorista, con una ambientación y diseño que invitan a la relajación, a disfrutar el proceso de selección de cada producto. Este concepto conjuga, para el mercado mayorista, bebidas premium, productos gourmet y delicatessen de media y alta gama con asesoramiento.

En este país, en el que ya cuenta con 16 almacenes cash&carry, Makro apuesta por este modelo, donde se encuentran productos seleccionados, vinos finos, licores, destilados, whiskies, champagnes, cervezas, bebidas importadas, cigarros, bombonería, chocolates y dulces, pastas, salsas y condimentos, delicatessen y accesorios.