El grupo de distribución británico Marks & Spencer ha bajado un 7% sus resultados, hasta los 480,9 millones de libras (775,6 millones de euros o 129.048 millones de pesetas). Este descenso se produjo por la bajada de las ventas, que bajó a 8.100 millones de libras (13.064,5 millones de euros o 2,17 millones de pesetas), frente a los 8.200 millones de libras del ejercicio anterior. Las ventas incluyen una provisión extraordinaria de 335,4 millones de libras (540,9 millones de euros o 89.998 millones de pesetas) con objeto de cerrar su negocio en Europa continental y Estados Unidos.