Aral Digital.- Mercadona cerró el ejercicio 2006 con unas ventas netas de 11.286,25 millones de euros, lo que significa un incremento del 17,5% respecto al año anterior; por su parte, la facturación bruta ascendió a 12.158 millones de euros. Las ventas en superficie comparable se incrementaron un 8% respecto a 2005. Asimismo, la compañía registró unos beneficios netos de 242 millones de euros, lo que significa un 32% más que en el anterior ejercicio.

La compañía cerró el ejercicio con 1.050 tiendas, tras realizar 110 aperturas de establecimientos, aunque cerró 20 supermercados; asimismo, reformó 54 tiendas. A fecha de ayer, 6 de marzo, la compañía totalizaba 1.056 supermercados, tras abrir una tienda en Campello (Alicante) y cerrar otra en Badalona (Barcelona).

Durante 2006, Mercadona repartió entre sus trabajadores 167 millones de euros en concepto de prima por objetivos, un 60% más que en 2005. Esta cifra significa que de cada tres euros de generación de riqueza creados por la compañía el año pasado, un euro se ha repartido entre sus trabajadores. El pasado 1 de marzo, los miembros de la plantilla recibieron un importe neto de entre 1.300 y 2.900 euros de prima.

En materia de empleo, la compañía incorporó a 3.400 personas durante 2006, lo que eleva el total de la plantilla a 57.000 trabajadores. En materia laboral, Mercadona ha puesto en marcha en todas sus tiendas la Plantilla Estándar, con la pretensión de conciliar la vida laboral y familiar de sus trabajadores e incrementar su productividad durante el desempeño de su trabajo. “La productividad de nuestros empleados ha subido un 12%, pasando la facturación media neta por trabajador de 184.000 euros a 206.000 euros”, comentó ayer durante la presentación de resultados Juan Roig, presidente de la compañía.

En el aspecto de inversiones, Mercadona destinó el pasado año 565 millones de euros, lo que significa un incremento del 9% respecto a 2005 (519 millones de euros), que se destinaron, fundamentalmente, a la apertura y reforma de tiendas, así como a la implantación en toda la cadena de supermercados de una red inalámbrica con tecnología de radiofrecuencia.

De cara a este 2007, Mercadona tiene previsto realizar una inversión cercana a los 550 millones de euros, que se destinará fundamentalmente a la apertura de 100 nuevos supermercados, a la reforma de 60 tiendas y a la construcción de los bloques logísticos de Ingenio (Gran Canaria), Ciempozuelos (Madrid) y Villadangos del Páramo (León).

Asimismo, Mercadona tiene previsto cerrar el ejercicio con una facturación bruta de 13.500 millones de euros, lo que supondrá un incremento del 11%. La cifra de beneficios netos está previsto que ascienda a 265 millones y se pretenden crear 2.000 nuevos empleos.

Juan Roig concluyó la presentación de resultados con la siguiente declaración de intereses: “Creo que durante los próximos tres años, Mercadona tiene el suficiente recorrido para continuar abriendo cien tiendas al año en España”.