Aral Digital.- El Grupo Metro iniciará próximamente conversaciones con el conglomerado alemán Arcandor para fusionar sus cadenas de grandes almacenes, Kaufhof y Karstadt, respectivamente. De este modo, la cadena de Eckhard Cordes pasaría a crear una sociedad con 247 establecimientos. La operación, que requerirá del visto bueno de las autoridades anti-cártel, posibilitaría que la facturación sumada de ambas sociedades ascendiera a 6.300 millones de euros anuales.

El grupo turístico comercial Arcandor atraviesa en la actualidad graves dificultades financieras, que se han agravado la semana pasada debido, en parte, a los altos alquileres que tiene que pagar y cuyo abono ha suspendido por problemas económicos.

De hecho, Arcandor había solicitado ayuda al Gobierno alemán, pero el Ejecutivo germano ha mostrado sus reticencias ya que la situación del consorcio no viene determinada por la crisis económica sino a la gestión de los anteriores directivos. Además se ha señalado que hay otras partes del conglomerado, como el del negocio turístico, que gozan de buena salud por lo que debe procurar salir de la crisis por sus propios medios.