AMDPress.- Miquel Alimentació Grup ha registrado una facturación consolidada de 836 millones de euros en 2005, lo que representa un crecimiento del 12,20% respecto al ejercicio anterior. Además tiene previsto invertir en 2006 un total de 31,5 millones de euros, en la construcción de tres nuevos centros cash&carry, reformas y aperturas de supermercados y la construcción de una nueva plataforma logística de 25.000 m2, en Fuente de Piedra (Málaga) y que representará una inversión de aproximadamente ocho millones de euros.

El beneficio ordinario antes de impuestos ha ascendido a 25,7 millones de euros y el cash flow ordinario se ha situado en 42,5 millones, según la auditoria de cuentas realizada. Las ventas netas previstas para 2006 ascienden a los 1.075 millones de euros, lo que representará un crecimiento del 28,5%, respecto al año 2005. En estos primeros seis meses del año sus ventas netas han experimentado un aumento del 16,46%, respecto al mismo periodo del año 2005.

La empresa de capital 100% nacional y con sede en Vilamalla (Girona), cuenta con más de 3.700 empleados en toda España. Está presente en el sector de cash&carry con 29 autoservicios mayoristas con la enseña Gros Mercat y, desde junio de 2006, 29 con la enseña Puntocash; también cuenta con una línea de distribución mayorista con 2.413 clientes; 280 supermercados propios y franquiciados con la enseña Suma y 211 autoservicios franquiciados Próxim.

Este año 2006, el área de negocio de cash&carry está en pleno proceso de expansión nacional. Además de la reciente adquisición a Carrefourde su filial Puntocash, que ha representado para Miquel Alimentació Grup ampliar su presencia en España con la incorporación de 29 cash&carry, por la vía de crecimiento orgánico tiene previsto las aperturas de Cartagena, Salamanca y Vic entre los meses de septiembre y octubre.