Aral Digital.- Miquel Alimentació Grup ha cerrado los ocho primeros meses de 2009 con un beneficio bruto de explotación (Ebitda) de 29,5 millones de euros, lo que representa un incremento del 5% respecto al mismo periodo del año anterior. Por otra parte, durante el período de enero-agosto las ventas de la compañía han acumulado decrecimientos del 6% en volumen y del 5% en valor.

“Con estos resultados de explotación, la compañía cuenta con los suficientes niveles de solvencia y liquidez para afrontar con total garantía la actual situación de crisis y situarse en una posición de liderazgo en 2011” afirma un comunicado emitido por la empresa.