Aral Digital.- El grupo de distribución Miquel Alimentació ha iniciado el proceso de reestructuración de Puntocash, con la transformación y remodelación de 15 centros y el cierre de dos establecimientos (Alcobendas y Coslada, en Madrid), de los 29 almacenes que adquirió en mayo del año pasado al grupo Carrefour.

Miquel Alimentació Grup tiene previsto invertir más de 24 millones de euros para adaptar los 15 Puntocash a las necesidades de los profesionales de la hostelería y la restauración. En este proceso de transformación, se mejorará la oferta de alimentación en general, las secciones de bazar y equipamiento hostelero y se incorporará una amplia superficie, aislada térmicamente, para las secciones de producto fresco.

Estos primeros centros Puntocash, que pasarán a explotarse con la enseña Gros Mercat, ofertarán a sus clientes profesionales más de 17.000 artículos. Asimismo, el proceso de transformación finalizará dentro del cuarto trimestre de este año.

Los 15 cash&carry a reformar se ubican en las comunidades de Andalucía (Atarfe, Málaga, Motril y Sevilla), Baleares (Palma de Mallorca), Cataluña (Barcelona, Sant Adriá, Gavà, Granollers, Sant Andreu de la Barca y Tarrassa), Comunidad de Madrid (Madrid) y Comunidad Valenciana (Gandía, Vinaroz y Xirivella).

Granollers y Terrassa, en la provincia de Barcelona, Granada y Xirivella (Valencia) serán los primeros en cambiar la enseña y pasarán a llamarse Gros Mercat una vez finalicen los procesos de reforma previstos entre los meses de mayo y junio.

Miquel Alimentació Grup cuenta en la actualidad con 58 cash&carry.