AMDPress.- En una operación que se encuadra dentro de su estrategia de desinvertir en negocios periféricos y centrarse en su actividad principal, el grupo de distribución gerundense Miquel Alimentació ha vendido a un grupo de inversores Friolisa, sociedad con sede en Vilafant (Girona), dedicada a la distribución de productos congelados por Girona y Barcelona, y cuyas ventas rondaron los 23 millones de euros en 2001.

La adquisición se ha efectuado a través de la sociedad patrimonial Geland Cataluña, estando integrado el grupo de nuevos accionistas por Abili Falcó -ex director general de la cadena Supeco Maxor y alto ejecutivo hasta el año pasado del grupo Carrefour en París-, que ha sido nombrado consejero delegado de Friolisa; la familia Sans (propietaria del grupo textil fabricante de Abanderado y Ocean), que ha entrado a través de la compañía Unión Interiores; y el empresario Max Marcó, que participa mediante la sociedad Norfeu.